El Reinado de María

Visto 2831 veces

«María es la Reina y Señora de toda la creación y tiene verdadero dominio y potestad sobre ella… Caracterizan el reinado de María: el amor y la misericordia. Ejerce María su reinado ante Dios suplicando y mandando. Así lo hizo en Caná: Hijo, no tienen vino… Haced lo que Él os mande». (P. Rodrigo Molina).

El Reinado de María es una iniciativa de alcance mundial que invita a conocer, amar y consagrarse al Corazón Inmaculado de María y a poner en práctica el Mensaje que Nuestra Señora nos ha transmitido en Fátima.

El Reinado de María pretende que, por Mediación de la Virgen, el Reino de Jesús se instaure en este mundo y que la Misericordia de Dios invada a todos y a cada uno de los hombres.

El Reinado de María desea que el imperio del mal, con todo su séquito de ideologías ateas, de pecados, abusos de todo tipo, guerras, injusticias, egoísmo, pérdida de la fe… desaparezca del universo del hombre.

En definitiva, el Reinado de María hace suya la frase de San Luis María Grignion de Montfort: “Para que venga el Reino de Cristo que venga el Reino de María” (VD 217).

Es Jesús, el Hijo de Dios, la Palabra encarnada, el fin último que se persigue. Y María es quien nos lleva a Jesús: Ad Iesum per Mariam.

El Reinado de María desea que Jesús sea el Centro de nuestras vidas, de nuestras familias, de nuestras naciones.

Se fundamenta en la doctrina de los santos marianos: San Luis María Grignion de Montfort, San Maximiliano Kolbe, San Juan Pablo II.

El mensaje de la Virgen de Fátima, la consagración y el triunfo del Corazón Inmaculado de María constituye la esencia del Reinado de María.

 

¿Cuáles son los medios para lograr el fin del Reinado de María?

  1. Rezo diario del Santo Rosario.
  2. Reparación al Corazón Inmaculado de María mediante la práctica de la devoción de los primeros sábados (Comunión sacramental, rezo del santo Rosario, meditación de los Misterios y la confesión).
  3. Profundizar en el Mensaje de Fátima y, como respuesta, consagrarse al Inmaculado Corazón de María y llevar una vida cristiana acorde al Evangelio, con el cumplimiento de los deberes de estado.

¿Cómo podemos incorporarnos?

Para incorporarse al Reinado de María basta con inscribirse con el compromiso de rezar diariamente:

  • Las Tres Avemarías, o bien
  • El Santo Rosario y las Tres Avemarías como medio eficaz para alcanzar la paz del mundo y la conversión de los pecadores.
  • Consagrarse al Inmaculado Corazón de María.

Si quieres formar parte de este movimiento, rellena tus datos haciendo click aquí.

Si te ha gustado, compártelo